Uruguay celebró el Día Internacional del Migrante en el Museo de las Migraciones


Date Publish: 
Monday, December 21, 2015

El 18 de diciembre se celebró en todo el mundo el Día Internacional del Migrante. La oficina de OIM en Uruguay participó activamente de este día, colaborando con el Museo de las Migraciones (MUMI) para el desarrollo del evento. Participaron del encuentro varias autoridades como el Intendente de Montevideo, el Ing. Daniel Martínez; la Subsecretaria del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), la Sra. Edith Morales; la Coordinadora residente de Naciones Unidas en Uruguay, la Sra. Denise Cook; la Encargada de Misión de la OIM en Uruguay, la Mag. Alba Goycoechea; la Directora del Museo de las Migraciones, la Lic. Irene Cabrera además de organizaciones de migrantes como Idas y Vueltas.

El Sr. Intendente destacó la importancia de llevar a cabo un manejo adecuado del tema migratorio, además de la necesidad de generar un mayor compromiso, donde todos se comprometan profundamente con la causa.

De igual manera, el representante de los migrantes, el Sr. Julian Ekwunffe destacó su conformidad con el trato que reciben en el país y con las oportunidades de desarrollo tanto personal como profesional que se les ha brindado. “Políticamente seré migrante, pero realmente soy un viajero” destacó Julian.

Cabe destacar que se distribuyeron entre los participantes materiales de la campaña “Soy Migrante”, además se encendieron velas y se efectuó la vigilia en recuerdo de las víctimas.

A su vez el MEC, a través del programa Iber-Rutas, inauguró la muestra fotográfica que reúne las imágenes ganadoras del Concurso Miradas de Iberoamérica, 3ra. edición: “Migrantes, memoria y cultura”.

Finalmente, la Sra. Alba Goycoechea leyó las acertadas y claras palabras del Director General de la OIM, el Sr. William Lacy Swing. Dicho mensaje raconta lo que nos ha dejado este año, un año plagado de hechos dolorosos como ha sido la imagen del cadáver de un niño sirio en las costas de Turquía, imagen que recorrió el mundo entero.

Sin embargo, el Director General tiene fe en que “las comunidades seguirán abriendo sus corazones y sus brazos para estrechar a los cansados y oprimidos”. Agregó que esto se deberá llevar adelante con un verdadero compromiso, sobre todo el de las sociedades maduras.